Las casas ecológicas se construyen con base a la combinación de materiales naturales, fuentes de energía alternativa y una buena orientación para aprovechar lo mejor de la radiación solar y el viento. Como asesor inmobiliario, debes conocer las tendencias en este tipo de vivienda y saber en qué consisten. 


También te puede interesar: Tips para vender un inmueble en pleno verano

 

Las casas ecológicas con paneles solares son viviendas construidas pensando en minimizar su impacto sobre el medio ambiente, permitir un desarrollo sostenible, generar sus propios recursos y alcanzar una armonía con el hábitat en que se emplaza.

Una casa ecológica es autosustentable, es decir, todo su consumo energético depende de fuentes naturales, por lo que su huella de carbono es mínima o inexistente. Por ejemplo, la forma principal de conseguir energía es la energía solar.

 

Casa con paneles solares

Tanto para iluminar como para calentar la casa, el sol es un agente esencial. La energía solar, convertida en energía eléctrica a través de paneles solares, se puede usar en casas, apartamentos, conjuntos, industrias y en cualquier lugar dónde se requiera electricidad.  Para ello, existen paneles de diferentes tamaños y características. Es importante que tengas en cuenta que a mayor tamaño, mayor generación de energía. 

El agua también es un elemento fundamental en todo hogar. Para que una casa sea ecológica debe basarse en el ahorro de este importante líquido. En estas casas el agua de la cisterna no se utiliza. Los inodoros y letrinas son secos. Además, se recoge agua de lluvia y se recicla toda la que se pueda.

Las bases de una casa ecológica están asentadas en que la energía siempre se reutilice en un círculo donde nunca se pierde. Todo se guarda y vuelve a usarse, a diferencia de las casas comunes donde toda la energía se usa y descarta, se generan desechos y nada se guarda.

 

Casas de madera

La madera es un material ecológico que aporta mucha calidez a un lugar, en especial si se quiere hacer de éste un verdadero hogar.

Una de sus ventajas es la capacidad higroscópica pues contribuye a mantener la humedad ideal interior del 50 por ciento. Además, es un material aislante, aunque habrá que combinarla con un sistema aislante térmico.

Es cierto que una gran preocupación con este material son los incendios, por lo cual es importante conocer cómo se comporta la madera en caso de incendio y valorar el riesgo de manera real sin exagerar. Se sabe que los incendios en las casas de madera no se originan por defectos en la construcción,debido a la instalación eléctrica, como en el pasado. Sin embargo, la normativa actual no permite ningún contacto entre los puntos susceptibles de los elementos de la instalación eléctrica y la estructura que porta este tipo de casa.

 

Casas de ladrillo

Probablemente el ladrillo es uno de los materiales empleados más populares después de la madera.

Varios tipos de casas ecológicas consideran el ladrillo como elemento principal en su estructura, y en realidad se aconseja el ladrillo de barro sin cocer ya que este implica un menor impacto medioambiental desde la perspectiva de la bioconstrucción.

A decir verdad, la madera aporta mejores prestaciones térmicas que el ladrillo, por lo que se recomienda usar en lugares en donde las temperaturas no sean muy extremas, sobre todo frías.

Una gran ventaja es su reacción al fuego, ya que los ladrillos no se queman ni provocan su propagación. Tiene un buen comportamiento acústico y un precio asequible e incluso, se puede ahorrar en su revestimiento si se construyen caras lisas al momento de la hechura.

 

Paredes de piedra natural

Entre los tipos de casas ecológicas se toma en cuenta la piedra natural como material de construcción, pues aporta un encanto especial, además de contar con una durabilidad considerable.

Sin embargo, toma en cuenta este material si cuentas con un presupuesto elevado y vives en un lugar muy caluroso, pues su comportamiento térmico no es el óptimo. Al contrario, refresca los lugares en donde las temperaturas son altas.

Puedes utilizar la piedra sólo para el revestimiento de la fachada o algunas porciones, no necesariamente la totalidad de la casa, para no comprometer el aislamiento térmico del hogar.

 

Casas de barro

El barro es un material de construcción recurrente a lo largo de la historia, debido a su gran presencia. Cuenta con preciadas características medioambientales que además respetan nuestra salud.

Cuenta con un buen comportamiento frente al fuego ya que es un material incombustible. Su composición no es muy uniforme debido a su composición —hecha con arcilla y limo— pero este toque artesanal puede otorgar mucha personalidad a tu hogar.

Un punto débil del barro es su permeabilidad. Hoy en día, es extraño un lugar en donde no haya presencia de lluvias. La presencia de agua afecta las características de su material y lo hace menos perdurable. Aunque es un material higroscópico, por lo que en el interior del inmueble ayudará a mantener la humedad en niveles constantes.

 

Preparate para la certificación

Déjanos tus comentarios...

También te puede interesar: